El riego, un factor muy importante en el cuidado de nuestras plantas

by

Regar siempre es un factor complicado para los “jardineros noveles”. En esta entrada vamos a darte unos pequeños consejos para que tus riegos sean un éxito y no te ocurra (eso que a todos nos ha pasado) de ahogar una planta.

1- Concienciación: Lo primero es concienciarnos de que es mejor ofrecer poca agua a nuestras plantas en riegos más continuos, que esperar a que el sustrato permanezca seco durante varios días y después encharcarlas. Un buen truco para ello, es poner una alarma o recordatorio en tu teléfono mévil, así podrás llevar un control de cuándo regaste por última vez.

2- Una planta es un ser vivo: Por lo tanto el riego no va a ser matemático, hay factores que harán que tengamos que regar más o menos a menudo, como la temperatura y humedad ambiental, los cambios estacionales o la cantidad de horas de sol que la planta ha recibido.

3- Todas las plantas no son iguales: Cada planta tiene necesidades específicas, es por eso que es imprescindible que consultes con el profesional de tu vivero para que te aconseje sobre el riego adecuado, abonado y exposición al sol de la especie que has adquirido.

4- Riegos específicos: Hay especies que necesitan una forma de riego distinta al resto, por ejemplo para las orquídeas, lo ideal es humedecer el sustrato o el riego por inmersión, para plantas como los cactus, el riego será muy moderado y sin mojar el cuerpo de la planta.

Esperamos haberte ayudado con estos pequeños consejos. Recuerda que en Ferpas, disponemos de un amplio equipo de profesionales dispuestos a ayudarte.

You may also like

Leave a Comment

Your email address will not be published.