Prepara tu jardín para recibir el verano

by

Queda muy poco para la llegada oficial del verano, aunque en muchas zonas del país ya estamos disfrutando de temperaturas propias de la época estival. Es momento de disfrutar al máximo de tu jardín: cenas, fiestas, relax, todo cabe en este espacio que tantas alegrías nos brinda.

Pero, como siempre, antes de lanzarnos a exprimir al máximo el tiempo en nuestro rincón verde, debemos revisar algunos aspectos para no llevarnos sorpresas desagradables.

 

Las Plagas:

  • El calor y las flores, atraen a insectos y plagas que pueden arruinar todo el trabajo que hiciste esta primavera. Es muy importante observar las flores o arbustos detenidamente, para ver si encontramos indicios de pulgón, cochinilla, o cualquier otra plaga que pueda hacer que nuestro jardín sufra. Si descubres algún signo de estos indeseables “amigos”, fumiga inmediatamente con un producto específico y procura hacerlo a primera hora de la mañana o última hora de la tarde. Ten en cuenta , si tienes niños o mascotas, que no deben acercarse en unos días a la zonas fumigada, por motivos de seguridad.

Limpieza en el jardín:

  • Una vez revisado el estado de las plantas, hay que volver a hacer una limpieza general del jardín. Aunque es una tarea que se debe realizar durante todo el año, es cierto que en época de frío, siempre nos descuidamos más en este asunto. Es momento de quitar hojas secas y partes muertas de plantas y arbustos, ofrecer incluso una ligera poda a estos, para que les sea favorecido su crecimiento natural, también es importante remover la tierra, ya estén en macetas o en el suelo, les ayudará a oxigenarse y a recibir mejor los nutrientes, también es conveniente que una vez hecho esto, añadas vitaminas o abono líquido al riego, para ayudarlas a fortalecerse.

El riego:

  • Debes estar atento a las necesidades hídricas de tus plantas. No todas necesitarán ser regadas por igual, aunque es conveniente, en la mayoría de los casos, que hagas riegos continuos con una cantidad de agua moderada. (Olvídate de no regar las plantas en una semana y luego “ahogarlas”, estarás produciendo estrés por partida doble, primero por la falta de agua y después por el exceso). Conviene que tengas un hábito casi diario. Y si te supone demasiado trabajo, existen programadores de riego automático que hacen esta tarea por ti, además te ayudarán a ahorrar agua. No olvides que regar a primeras horas de la mañana y últimas de la tarde ayuda a mantener la humedad en el suelo y a que tus plantas asimilen mejor el agua.

Esperamos haberte ayudado con estas pautas básicas de cuidado de tu jardín. Recuerda que en Ferpas estamos a tu disposición para cualquier duda o consulta relacionada con el mundo de la jardinería.

 

You may also like

Leave a Comment

Your email address will not be published.